0

Dormitorio Feng Shui

Una correcta colocación de la zona dedicada al sueño, puede ser portadora de salud y de suerte.
La calidad del sueño que se obtiene en el dormitorio tiene influencia también en las relaciones y en la salud de quienes habitan la casa. Resulta ser en cambio, la habitación más importante de la vivienda, porque es el lugar donde se regenera y transcurre al menos un tercio de la vida.
La orientación perfecta seria el OESTE, si los que ocuparan el dormitorio serian personas adultas o ancianas, si en cambio son jóvenes el punto seria el ESTE.
En todos los casos el lugar mejor para colocar el dormitorio es lo mas alejado posible de la entrada principal y de la calle, mas Allá de la línea media del edificio, lo ideal seria si enfrente encontráramos un reposado paisaje natural.
Si, en cambio, el dormitorio se encuentra muy en el frente, coloque un espejo frente a la puerta, detrás de la línea media de la casa, de manera que este "impulse" el mismo hacia adentro.
Para el FENG SHUI, tiene mucha importancia la posición de la cama.
Lo mejor seria colocar la cabecera hacia el ESTE, apoyada en una pared, y en el ángulo diagonal mente opuesto a la entrada, de manera que se pueda ver cualquiera que entre a nuestra habitación. De esta manera también mantenemos EL CONTROL DE NUESTRO DESTINO.



En cada caso, siempre hay que tratar de saber que es lo que nos aconseja nuestro horóscopo, el animal que nos corresponde en el horóscopo chino., según nuestro año de nacimiento, cada uno de nosotros tiene una orientación ideal. Por ejemplo el dragón prefiere este y sudeste, por lo tanto la cama tendría que estar alineada en esta dirección.

Cuando la cama se coloca en una posición equivocada, por ejemplo delante de la puerta, fácilmente se es presa del nerviosismo y se siente disgustado, molesto. Si no se puede, si no es posible cambiar la posición de la cama, se puede interrumpir el espacio entre los pies de la cama, y la puerta poniendo un baúl, una biblioteca, algún mueble bajo, un puff, o alguna planta, aunque estas no son recomendadas en los dormitorios.
Si no es posible, se puede remediar colgando unas campanitas de viento, entre la cama y la puerta de entrada, o también poner un espejo de frente a esta ultima. Pero nunca el espejo, no debe reflejar en la cama. Nuestra imagen cuando dormimos no debe estar jamás reflejada en un espejo, no seria un sueño tranquilo, estaríamos durmiendo perturbados.

Para evitar el dolor de espalda, y otros inconvenientes por el estilo, es necesario permitir al CHI, circular libremente debajo de la cama predisponiéndolo con las piernas.


Si lo que se busca mantener una buena salud, que es el fin que perseguimos todos, es necesario evitar las vigas, o las que se encuentran inclinadas en el techo, que fluyen de un lado para otro del centro de la habitación o sobre la cama.



Las vigas en cambio, según los preceptos del FENG SHUI, llevan una presión a la casa y obstaculizan el pasaje del CHI a través de la Habitación.
Una solución perfecta seria la de instalar un falso techo, como un cielorraso, como manera de cubrir todas las vigas.

Si una viga del techo esta sobre la cama puede traer distintos problemas: en caso de estar cruzada sobre el cuerpo de la persona generaría muy mala energía, en caso de cruzarse en medio de una pareja le traería problemas de convivencia.

Hay que ocultarla, o usar una "cura Feng shui" como colgar dos flautas de bambú.


Es bien visto el uso de los espejos, pero que no sean más de dos, solo el de la toilette seria aceptado, pero nunca puesto frente a la ventana para evitar el ingreso del Sha. Ni tampoco que nos refleje a nosotros acostados.

Los pies de la cama no deben apuntar nunca hacia la puerta de entrada del dormitorio, porque trae desgracias.

Si la puerta de la habitación apunta a la cama, una irrupción violenta de CHI puede afectar a quien allí descansa. Una de las soluciones para equilibrár ese "mal Feng shui" es interponer una alfombra con líneas opuestas al sentido en que entra la energía.

Una buena dirección a la hora de dormir contribuye a la buena suerte.
La dirección favorable para dormir es donde señala la cabeza, donde el CHI entra en una persona dormida a través del chakra de la coronilla, en la parte superior de la cabeza.


La persona se beneficiara económicamente, teniendo éxito, ubicando el dormitorio en la dirección donde corresponda la riqueza, y también colocando la cama de manera que quede en una dirección favorable para dormir., de esta manera también estamos sacando provecho de esta dirección favorable para nosotros mientras dormimos. Al hacerlo, se beneficia con el efecto de la doble bondad. Seria lo ideal, pero en la realidad no siempre es posible conseguir en la práctica un FENG SHUI perfecto.

La cama no debe flotar en el medio de la habitación. Siempre tiene que tener una pared sólida detrás, y también es importante que la cama tenga respaldo, para que el sueño no se vea desequilibrado, perturbado.

Los pies no deben apuntar nunca directamente a la puerta, se le llama posición de la muerte.

Ya hemos dicho, que no se ponen espejos mirando de frente ni de ningún lado que se refleje cuando esta acostado. Si no se puede evitar trate en la noche de taparlo.

En lo posible que la cama no comparta una pared con un cuarto de baño. Esto hace que el CHI se vea afligido antes de entrar en su cabeza.

Si se trata de una habitación en suite, donde el baño se encuentra dentro de ella, Será mejor que entre ambos sitios exista un compartimento que los separe: un vestidor, por ejemplo. De lo contrario pueden aparecer algunos trastornos como el insomnio.

Tampoco es conveniente dormir con una ventana detrás, si no se puede evitar por falta de espacio, colóquele unas cortinas bien gruesas y pesadas.

Las camas con dosel son excelentes, pues sugieren un refugio y un escudo protector durante las horas de sueño. Un dosel completo seria mejor que medio dosel.
También tienen que tener cabecero y, con independencia del diseño, han de ser lo bastantes sólidas para proporcionar un buen descanso mientras se duerme. Resulta excelente para la salud tener tallado el símbolo de la longevidad tallado en la cama.




Las camas de buenos auspicios siempre tienen un apoyo detrás y no deben verse afligidas por estanterías de libros cerca.

Tratar de no tener aparatos electrónicos, especialmente en las mesas de luz, para poder tener un buen descanso.

No televisión, ni computadora. No llevarse el trabajo al dormitorio donde es el área de descanso y de relajación.

No es buena idea dormir con una ventana detrás, pues ello sugiere una falta de apoyo.

Tampoco es aconsejable tener flores dentro de la habitación, pues aquí minan nuestra energía.


Para diseñar un dormitorio de aspecto elegante, y que al mismo tiempo respete los principios del FENG SHUI. , tratemos que tenga una forma regular, evitemos un dormitorio en forma de L, de U o de triángulo.
El tamaño y la forma regular traen mejor suerte.

Poner plantas y flores fuera del cuarto, para que las mismas no minen la energía.

La cama no tiene que ser ni muy pequeña, porque limitan nuestro crecimiento, y desarrollo, ni muy grande, estas causan problemas en la relación.

Nada de diseños abstractos con flechas y triángulos, porque representan el elemento fuego que es dañino para el dormitorio, representan los Sha que son flechas envenenadas que atacan mientras la persona duerme.

Los colores apropiados son los colores suaves pastel, en vez de los colores fuertes primarios.

Un dormitorio dominado por el rojo es adecuado para gente joven, pero el rojo es un color muy yang, por lo cual no permitiría un adecuado descanso. Preferible usar rojo oscuro o marrón.

Elegir colores relajantes como el azul, los tonos beige y los colores claros.
En los dormitorios buscamos tranquilidad, por lo tanto tenemos que abstenernos de elementos yang, como por ejemplo el agua.



Eludir sobre todo la existencia de una viga descubierta sobre la cama y mucho más si es de forma vertical, pues representa la separación de la pareja.

Las aristas son siempre problemáticas, ya se trate del borde de un mueble o la esquina de una pared. Esos ángulos son como cuchillos cortando y disgregando la energía. Hay que buscar siempre la forma de redondearlos.

El colchón de matrimonio debe ser de una pieza, nada de usar dos colchones chicos, se debe evitar los metales en la cama o en la cabecera.

Preferentemente las camas que sean de madera.

El dormitorio es un lugar de descanso. No utilizar los colores fuertes, sobre todo el rojo.
No tener objetos decorativos que impliquen actos violentos, pinturas agresivas, y todo aquello que tenga mucho movimiento, como cascadas, carreras, animales corriendo, etc.

Tratar de no tener cerca de la cabecera aparatos electrónicos, ni electromagnéticos, como televisores, teléfonos, aparatos despertadores, luces detrás de nuestra cabeza, cables que pasen por detrás, tener aparatos conectados.

La puerta del dormitorio no debe dar directamente a un baño o a esquinas angulosas.

Siempre mantener el control con la vista hacia la puerta de entrada. Procurar que los pies no apunten directamente hacia la misma.




No dormir bajo ventanas, y menos de espalda a la puerta a la puerta de entrada,

Las ventanas no deben tener a la vista flechas envenenadas, como árboles con ramas apuntando hacia nuestra cama, antenas, esquinas de edificios, calles con tráfico en dirección a nuestra cama, etc. Encima de nuestro dormitorio, ni debajo debe haber baños. Debajo tampoco es conveniente tener los fogones de la cocina, ni chimeneas.

Para las parejas es conveniente que el hombre duerma en el lado izquierdo (dragón) y la mujer en el lado derecho (tigre).

Para las personas solteras, si tienen la cama arrimada a una pared que sea del lado del dragón.

Si en el dormitorio juvenil se incorpora una zona de estudio, esta tiene que estar lo suficientemente apartada de la zona de descanso.


La ubicación ideal para el dormitorio matrimonial, es mas bien lejos de la puerta principal, de ser posible en el extremo opuesto y en diagonal a la misma, porque de esa manera se simboliza mayor seguridad y tranquilidad para el descanso de los ocupantes.


La cama debe estar ubicada de manera tal que la persona acostada pueda ver a cualquiera que entre. Idealmente la cama debe estar ubicada en la esquina opuesta en diagonal a la puerta, pero nunca con los pies apuntando hacia ella.


Si la cabecera no esta en contacto con la pared, el que use la cama se sentirá inestable y no descansara correctamente.

No debe apuntar directamente a un espejo, porque esto trae dificultades maritales.

En FENG SHUI, la orientación es un elemento importante.
La dirección en la que mire un dormitorio o simplemente una cama puede tener una enorme influencia en el flujo positivo de energía hacia los habitantes de ese lugar.

Según los maestros del Feng shui, la orientación de la familia se puede activar con el fin de atraer la excelencia del amor.


Para ello hay que comenzar por conocer la formula Kua que corresponda a cada persona.
Este numero personal indica diversas orientaciones según el aspecto de la vida sobre el que se esta trabajando.
De acuerdo a el se puede establecer la orientación mas propicia para, por ejemplo, el dormitorio de una pareja.


Como esto no es siempre posible, al menos se debe dormir con la cabeza dirigida a su orientación personal.
Se deben observar y respetar ciertas limitaciones:

La ubicación ideal es más bien lejos de la puerta principal de la casa, de ser posible en el extremo opuesto y en diagonal a la misma, porqué de esa manera se simboliza mayor seguridad y tranquilidad para el descanso de los ocupantes.



Como sucede en la cocina, la cama debe estar ubicada de manera tal que la persona que esta acostada pueda ver a cualquiera entrar al dormitorio. No con los pies apuntando hacia la puerta, porque esto recuerda lo que los chinos conocen como la posición de la muerte o del ataúd.

Por la misma razón, es que la cabecera de la cama debe recostar se contra una pared, también es bueno no imprescindible, que uno de los lados de la cama este en contacto con una pared adyacente.


Si la cabecera no esta en contacto con la pared, el que use la cama se sentirá inestable y no descansara correctamente.





También es interesante que haya una ventana con una vista agradable, aunque no orientada de manera que la cama reciba directamente la luz del sol.

Cuando la mujer que duerme en el dormitorio matrimonial esta embarazada, la cama no debe moverse durante todo el tiempo de la gestación.

No duerma nunca en una cama dispuesta directamente ante la puerta del dormitorio, con independencia de la orientación con que duerma. Esta posición es igualmente dañina ya tenga la cabeza o los pies dirigidos hacia la puerta.
Uno de los miembros de la pareja, o los dos sufrirán de mala salud. No habrá tiempo para el amor, y la salud se convertirá en un problema. Quite la cama de delante de la puerta o instale algún elemento que las separe de algún modo.



Como no debe apuntar directamente a un espejo, porque trae problemas maritales, puede ubicarse el espejo para que permita ver la puerta de entrada si esto no es posible desde la cama.
Un espejo en el dormitorio es uno de los elementos más dañinos en el FENG SHUI. Los espejos que están dirigidos hacia la cama reflejan a la pareja y sugiere intromisiones del exterior, en consecuencia, el matrimonio o la pareja se puede deshacer por la infidelidad.

Si quiere mantener una relación de pareja armoniosa con su ser querido, es muy recomendable que cubra los espejos que están puestos en las puertas de los armarios.


Se considera que un televisor es lo mismo que un espejo, pues también refleja la imagen. Si se tiene uno en el cuarto, apáguelo con el interruptor y no con el control remoto.


No duerma nunca de modo que le apunte al borde vivo de una esquina que sobresale. Es un problema común. En muchos dormitorios hay esquinas de este tipo, que son tan dañinas como los pilares.

Dos ventanas enfrentadas pueden provocar la pérdida de energía, que en lugar de acumularse circula y se va.

Leer más »

Frase del Día

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.

Recibe las actualizaciones directo a tu correo